6 Trucos de supervivencia para reducir tallas de zapatos que te quedan grandes

Blog zapatos Catchalot Tallas de zapatos consejos para achicar zapatos almacenados

¿Sabías que las tallas de zapatos pueden cambiar si no sigues una serie de consejos? Por eso, muchas veces cuando vas a ponerte unos zapatos tras cierto tiempo, no te quedan tan bien como antes.

Desde Catchalot, vamos a darte algunas claves necesarias para que tus zapatos calcen siempre perfectos.

¿Cómo reducir tallas en zapatos grandes?

Aunque tus tallas en zapatos sean las mismas de siempre, es posible que cuando recuperes ese par que tanto te gustaba el año pasado, observes que ha dado de sí y que te está demasiado grande. No te extrañes, suele ocurrir más a menudo de lo que piensas.

A continuación, te ofrecemos una serie de recomendaciones que puedes seguir para evitar esta situación y reducir tu talla de zapatos fácilmente.

1. Plantillas para reducir talla de zapatos

El tipo de plantilla dependerá de la zona en la que el zapato te queda más grande y del tipo de ajuste que prefieras. Su uso se puede dividir en:

· Media plantilla. Si el zapato te queda demasiado amplio por la zona de la puntera, puedes usar media plantilla o recortar una para que se ajuste mejor. Aunque si lo que buscas es calidad, ve a lo seguro con la almohadilla pequeña Pitillos.

· Usar una plantilla o protectores de silicona. Las plantillas extraíbles te pueden reducir hasta una talla y, además, aumentará tu comodidad, ya que se amolda muy bien al pie. También te pueden ayudar muchísimo los protectores de silicona para los dedos de los pies o para los talones.

· Una talonera. Es siempre más recomendable que el clásico truco de rellenar de algodón la parte del talón. Se venden hechas y las puedes encontrar de diversos materiales para garantizarte una mayor adaptabilidad, como la almohadilla Pitillos de Catchalot.

En los tres casos anteriores puedes acudir a un zapatero para que te pegue el producto de tu elección de forma fiable, evitando así su desplazamiento constante.

También puedes echar un vistazo a nuestra sección de accesorios para hacerte con la plantilla que más se ajuste a tus necesidades.

Ambas son buenas opciones para obtener el mejor resultado para la seguridad de tus pies.

Plantilla extraíble para calzado de señora Pitillos

2. Dos calcetines si los zapatos son de invierno

Si tus zapatos te quedan grandes, usar dos calcetines en invierno es una solución eficaz y calentita.

Te recomendamos combinar un par de calcetines de cierto grosor con otro mucho más fino para que nunca pierdas la movilidad y la comodidad necesaria de tus pies.

3. Unas tiras de quita y pon para tus zapatos de verano

Te aconsejamos ir al zapatero para que te coloque unas tiras de piel que eviten que el zapato te pueda provocar alguna rozadura o, si lo prefieres, opta por una almohadilla salvamedias que puedas extraer cuando lo prefieras.

Como truco de urgencia, compra unas tiras de silicona transparente, pegamento de contacto y coloca las tiras a medida para salir del paso antes de adoptar una solución más eficaz y duradera.

4. El algodón

Si bien, usar algodón en la zona del talón no es nada recomendable, ya que dejarás caer todo el peso de tu cuerpo sobre una superficie irregular, pero sí puede serte de gran ayuda en la puntera.

Antes de optar por esta opción, te recomendamos usar una almohadilla pequeña que te resuelva el problema con total seguridad ya que, además de ser muy fácil de colocar, evita rozaduras y desplazamientos y alivia el dolor en la zona metatarsal del pie.

Pero si buscas una solución aún más rápida para reducir tallas en esos zapatos, solo tendrías que introducir algodón en bolitas pequeñas para tener cierta libertad de movimiento.

Te aconsejamos que apuestes por los discos desmaquillantes circulares del mismo material, que podrás recortar por la mitad o amoldarlos mejor a tus necesidades.

5. Ponle un forro interior a tu par de zapatos

En este caso, nada mejor que el trabajo de un profesional para llevarlo a cabo, ya que te evita tener que usar los trucos anteriores, aunque todo dependerá de la pericia del profesional que elijas y del material del forro.

Este truco para reducir zapatos grandes es más específico para botas o botines que para otras alternativas, como unos zapatos de tacón o unas deportivas.

Almohadilla pequeña para calzado Pitillos

6. Dos trucos infalibles si tus zapatos son de cuero

Presta atención a estos trucos y a cada paso para lograr el resultado deseado, respetando siempre la elasticidad y el ajuste de tu par de zapatos.

1. Humedece ligeramente los laterales del zapato y la parte del talón sin que la suela se moje. Deja secar tus zapatos al sol o a una distancia prudencial de una chimenea o de una estufa. 

Una vez secos, comprueba que tienen el tamaño adecuado. En caso contrario, repite el proceso y termina limpiando los zapatos con una crema para zapatos específica para proteger la piel.

2. El truco de la banda elástica es recomendable para los zapatos de cuero fino, que puedes ponerlo en práctica de la siguiente forma:

Necesitas una banda elástica, unas tijeras, hilo del color del zapato, una aguja y horquillas para el pelo. 

  • Corta un trozo del elástico para la ropa de unos cinco centímetros de ancho y fíjalo en vertical al talón del zapato usando las horquillas.
  • Cose la banda al talón cuidadosamente. Recuerda que no debe estar demasiado tirante para que te sea más fácil esta operación.
  • Retira las horquillas y comprueba si tus zapatos se ajustan mejor a tus pies.
Almohadilla salvamedias para calzado Pitillos

También te puede interesar:

Cómo limpiar tus botas de piel para mantenerlas como recién estrenadas

¿Cómo puedes evitar que tus zapatos guardados se deformen?

Si quieres evitar que te suceda lo ya explicado con tus nuevos zapatos, sigue los siguientes consejos:

· Consérvalos siempre en su caja original con el clásico papel en su interior para absorber la humedad.

· Si no quieres guardar la caja, guárdalos en un zapatero y evita amontonarlos con otros modelos.

· Adquiere una horma para mantenerlos siempre en perfecto estado de revista.

· Si son de piel, antes de guardarlos debes quitarles el polvo y tratarlos con algún producto específico para proteger el material durante más tiempo.

· Si tus zapatos vienen de fábrica con una bolsa de viaje, úsala para conservarlos de la mejor forma posible.

Trucos para reducir tallas de zapatos

Recuerda que los zapatos están fabricados para ser usados caminando o haciendo deporte, pero no para estar almacenados durante largo tiempo con peso encima.

Limpia tu armario, elige una zona determinada y disponte a seguir estos consejos para organizar bien tus zapatos y evitarás, con facilidad, la sorpresa de su cambio de forma cuando vayas a rescatarlos para una ocasión especial.

Solo así conseguirás que las tallas en tus zapatos sean las mismas que cuando los compraste.

Cuida tu calzado correctamente, usa nuestros trucos y luce un calzado perfecto y cómodo que complete tu imagen correctamente.

Y si lo prefieres, cómprate unos nuevos zapatos de calidad y de primeras marcas en nuestra tienda online Catchalot. Tus pies te lo agradecerán.


Suscríbete a la Newsletter y obtén 5€ de descuento*
Válido solo para nuevos suscriptores


3 comentarios en “6 Trucos de supervivencia para reducir tallas de zapatos que te quedan grandes”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>