Guía esencial para el cuidado de tus pies en verano

A continuación, te ofrecemos todo tipo de consejos para que puedas lucir unos pies envidiables.

cuidado pies en verano

Porque el cuidado de los pies en verano es tan importante como disfrutar de esta estación del año, y si tomas una serie de medidas de precaución, no tendrás que preocuparte por el estado de tus pies. ¡Estarán siempre perfectos!

¿Cómo cuidar tus pies en verano?

Durante el verano es imprescindible que tengas en cuenta que tus pies sufren más con las altas temperaturas.

Durante el verano es imprescindible que tengas en cuenta que tus pies sufren más con las altas temperaturas, y también con el uso de calzados abiertos tipo chanclas, sandalias o cuñas, ya que los pies quedan expuestos a la suciedad y al calor, provocando estragos como el aumento de la sequedad en la piel y la aparición de grietas.

Pero no te preocupes, tenemos la solución perfecta para estos problemas que ayudarán a mantener tus pies en perfecto estado. ¡Presta atención y toma nota!

¿Cómo cuidar los pies resecos?

En verano debes hidratarte los pies a diario para que estén suaves y evitar la sequedad provocada por el calor y la suciedad.

Es recomendable que uses una crema con urea y que te hagas un masaje suave tras la ducha.

La piel irá absorbiendo la crema progresivamente y no tardarás en notar cómo tus pies comienzan a recuperar su tersura original.

Usa un antitranspirante de calidad

Al igual que el resto del cuerpo, los pies sudan, y en verano con las altas temperaturas todavía más, por ello es fundamental que utilices un antitraspirante de calidad que te permita eliminar los malos olores.

Por ello, es recomendable usar un producto específico para evitar que el sudor termine por agrietarte la piel que hay entre los dedos.

No te olvides del protector solar

Las sandalias veraniegas exponen tus pies a la luz solar de forma directa, recibiendo directamente los rayos del sol, por lo que es necesario aplicar protector solar en los pies, del mismo modo que en el resto del cuerpo.

cuidado para tu pies en verano

Usa crema solar para evitar quemaduras. No te olvides del dorso, una de las zonas más sensibles y a la que menos atención se le presta.

¿Cuáles son las sandalias de verano más recomendables?

Al comprar unas nuevas sandalias es necesario que tengas en cuenta una serie de aspectos fundamentales para que tu elección de sandalias de verano sea la correcta:

· Compra un modelo de sandalias con tiras para que aseguren la sujeción a tu pie. No apuestes por alternativas que te obliguen a forzar la posición para caminar.

sandalias con tiras de verano recomendables

· También puedes elegir unas sandalias con poco tacón o sandalias con amortiguación, para repartir mejor tu peso en cada pisada.

· Préstale atención al material de fabricación. Busca siempre uno que facilite la transpiración y huye de lo sintético.

Si vas a la piscina…

Si acostumbras a ir a la piscina durante el verano también debes tomar una serie de precauciones para evitar problemas.

La presencia de hongos y bacterias en los alrededores de la piscina están demasiado presentes, y de no llevar cuidado podrías coger infecciones como la del pie de atleta, que te provocará cierto dolor durante días.

Usa siempre chanclas en cuanto salgas del agua.

Sandalias para ir a la piscina

Es importante que lleves las chanclas en todo momento, excepto cuando estés en el agua, especialmente cuando te duches en la ducha de la piscina, que puede ser un foco de infección.

Sécate muy bien los pies

Durante el verano, debes secarte siempre los pies al salir de la playa o de la piscina, prestando especial atención a la zona de entre los dedos, secándola  cuidadosamente.

Dedícale el tiempo necesario para evitar la acción de la humedad en el espacio interdigital.

Cuando lo hagas, observa si tienes alguna grieta o enrojecimiento en esta zona, y en ese caso, toma las medidas necesarias al respecto.

Consejos estéticos para el cuidado de tus pies – Luce unos pies impecables

Aparte del cuidado de la piel, has de tener en cuenta también el punto de vista estético. Para ello, te recomendamos poner en práctica las siguientes recomendaciones.

Pedicura en verano

Debes cortarte las uñas en línea recta. Si les das una forma ovalada estarás favoreciendo la acumulación de arena, suciedad y bacterias.

Una vez cortadas, es altamente recomendable limártelas y aplicar una crema específica para las uñas, así como ir comprobando, especialmente si no te las pintas, si hay algún tipo de hongo o cambio de color.

En ese caso, acude al podólogo para que te recete el antibiótico más eficaz para eliminar la infección lo más rápido posible.

Colores para las uñas de los pies

Tienes dos opciones: ir a juego con el color de las uñas de las manos para crear un efecto visual de continuidad o combinarlo con el color del calzado que vayas a usar. ¡Tú decides!

sandalias planas cómodas

Las siguientes tendencias te ayudarán a aumentar tu creatividad y a lucir una pedicura de verano envidiable:

· Tonos pasteles. Triunfan siempre, ya que combinan a la perfección con todo tipo de prendas o complementos. El lila, los marrones, el melocotón o el nude son elecciones perfectas.

· El arcoíris. Llevar una uña de cada color es una idea muy original, ya que te aporta una pincelada de desenfado y originalidad.

El uso de distintas gamas cromáticas te ayudará a crear una sensación distinta y más atrevida. ¡A nosotros nos encanta!

La pedicura francesa te permite usar distintos colores en el filo superior de la uña, que puedes combinar con otros tonos en la parte principal de la misma.

· Tonos metalizados. Aportan matices y textura a cada uña. Son el mejor complemento para tus zapatos de noche o sandalias.

· Colores flúor o neón. Puedes combinarlos con iridiscentes para sorprender al máximo.

Elige el tono más adecuado según tu tono de piel

En el caso de que aún tengas algunas dudas sobre qué color elegir para las uñas de los pies, tu tono de piel te puede ayudar a escoger la mejor opción:

· Si tienes la piel pálida, apuesta por los tonos rosas, el melocotón o el celeste. También puedes usar el lila o algún tono similar al frambuesa.

· Si tu piel no es pálida, pero tampoco estás demasiado bronceada, es adecuado que le des cierto brillo, con tonos como el amarillo, el naranja o el rojo.

· Si tu piel está muy bronceada, son adecuados los tonos tierra, el coral, los rosados y los más intensos, buscando siempre el contraste correspondiente.

Te recomendamos que hagas varias pruebas antes de decidirte por un tono, ya que, dependiendo del color de tu piel, podrás notar que algunos colores se apagan demasiado.

Esperamos que ahora te sea mucho más fácil llevar a cabo el cuidado de tus pies en verano.

Lo más importante, recuerda elegir el mejor calzado posible para aumentar la protección y tener en cuenta los consejos ya descritos.

Convierte tus pies en el centro de todas las miradas sin renunciar a tu elegancia y a tu estilo personal.

Seguro que consigues tu objetivo de preservar tu salud podal y de pasar un verano inolvidable.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>